«Cambios en la medida cautelar: Ex gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, cumplirá arresto domiciliario por caso de corrupción»

0
35

Roberto Borge Angulo, ex gobernador de Quintana Roo, ha obtenido el beneficio de prisión domiciliaria en el marco del proceso por lavado de dinero que enfrenta. A pesar de esta modificación en la medida cautelar, su situación de encarcelamiento persistirá, ya que también está siendo procesado por delincuencia organizada.

El cambio en la medida cautelar fue posible debido a los dos años que Borge había pasado bajo detención por el delito de lavado de dinero. Un juez federal tomó la decisión de permitirle cumplir con la prisión domiciliaria, sujeta a la condición de utilizar un brazalete electrónico y respaldada por una garantía de diez millones de pesos. Esta información fue confirmada por miembros del equipo legal encargado de la defensa del ex gobernador, quienes argumentaron que existía jurisprudencia que respaldaba este cambio después de dos años de detención, un argumento que fue aceptado por el juez.

Cabe destacar que la prisión domiciliaria no implica la liberación total de Borge, ya que aún enfrenta cargos relacionados con la venta irregular de terrenos estatales a través de prestanombres a precios subvaluados, lo que causó un perjuicio económico a las arcas del Estado por 900 millones de pesos. En este sentido, la Fiscalía General de la República solicitó una condena de 15 años de privación de libertad para el exgobernador.

Roberto Borge fue detenido inicialmente el 4 de junio de 2017 en Panamá y posteriormente extraditado a México el 4 de enero del año siguiente. Desde entonces, ha estado recluido en el Centro Federal de Readaptación Social de Ayala, Morelos.

Es importante destacar que, a pesar de la concesión de prisión domiciliaria por el caso de lavado de dinero, Borge aún se encuentra bajo custodia debido al proceso penal por delincuencia organizada, dictado en marzo de este año. Este caso se centra en la venta irregular de terrenos estatales.

Adicionalmente, el exgobernador enfrenta cargos por desempeño irregular de la función pública, relacionados con la presunta entrega indebida de concesiones de transporte, aunque en este caso no se ha impuesto la medida de prisión preventiva.

En el ámbito local, existen dos acusaciones en su contra vinculadas a supuestos pagos indebidos a través de la paraestatal Vipsa. En resumen, a pesar de la concesión de prisión domiciliaria, Roberto Borge continuará enfrentando múltiples cargos y permanecerá bajo custodia por su presunta implicación en diversos delitos.

Artículo anteriorClaudia Sheinbaum convoca a la juventud a liderar la Cuarta Transformación en precampaña presidencial.
Artículo siguiente«José Ramón Fernández Cuestiona la Victoria del América: ‘Campeón con Intervención Arbitral'»